Hijos de la reina Victoria de Inglaterra

Los hijos de la reina Victoria de Inglaterra fueron Victoria, Eduardo VII, Alicia, Alfredo, Helena, Luisa, Arturo, Leopoldo y Beatriz. En esta página te los presentamos y te contamos algunas curiosidades sobre ellos.

Victoria

Victoria nació el 21 de noviembre de 1840 cuando su madre, la reina Victoria tenía 21 años. Su nacimiento, supuso un antes y un después para la reina, pues se apartó un poco de la vida pública para dedicarse más a la familia.

No se puede ocultar que en un primer momento, cuando los reyes descubrieron que habían tenido una niña sufrieron una decepción. Por temas políticos, tener un primogénito varón hubiera sido mucho más conveniente.

Fue una mujer inteligente que hablo varios idiomas, pero no tuvo suerte en la política. Se casó con el príncipe Frederick de Prusia, quie murió a penas tres meses después de su ascenso a emperador.

Tras la muerte de su marido, perdió protagonismo en favor de su hijo, con unas ideas mucho más conservadoras y se fue aislando poco a poco con el paso de los años.

Murió el 5 de agosto de 1901, solo unos pocos meses después que su madre.

Eduardo VI

Eduardo VII de InglaterraNo cabe duda de que de los hijos de la reina Victoria de Inglaterra, Eduardo es el que más trascendencia histórica tuvo, pues llego a ser rey.

Nació en Buckingham Palace el 9 de noviembre de 1841 en pleno Londres Victoriano.

Sus padres trataron de darle la mejor educación posible para cuando se convirtiera en rey. Sin embargo, nunca destacó en su rendimiento académico. Por otro lado, era una persona simpática y con la que era fácil socializar, así que diplomáticamente fue un monarca habilidoso. Dicho esto, en más de una ocasión se le criticó por no estar en Inglaterra en momentos claves, ya que sus viajes diplomáticos por Europa y el mundo eran frecuentes.

Por supuesto, sus padres decidieron su matrimonio. Él no pareció muy de acuerdo y tras liarse con la actriz Nellie Clifden, recibió una buena reprimenda de su padre, quien incluso viajó a verle.

El devenir de la vida hizo que su padre muriese poco después y, como consecuencia, la reina culpó a Eduardo de la muerte de Alberto por los disgustos que le daba.

Se casó con Alexandra de Dinamarca en 1863, pero tuvo muchísimas amantes. Una de ellas fue Alice Keppel, cuya tataranieta no es otra que Camilla Parker Bowles, una habitual de las revistas del corazón al hablar sobre la monarquía británica durante los 80 y 90 por su relación con el Príncipe Carlos.

Eduardo VII reinó en una época histórica muy interesante con grandes avances científicos y el nacimiento del socialismo que, para la monarquía, fue un auténtico reto.

Alicia

Hijos de la reina Victoria - AliciaAlicia fue la tercera de los hijos reina victoria Inglaterra. nació el 25 de abril de 1843.

Se casó con el príncipe Louis de Hesse. No tuvo mucha relevancia política, más allá de que ayudó a su madre durante unos meses, como secretaria oficiosa, tras la muerte de su padre.

Fue una mujer comprometida que se interesó por los derechos de las mujeres y apoyó y gestionó instituciones médicas.

Alicia fue la primera de los hijos de la reina Victoria en morir. En concreto, falleció el 14 de diciembre de 1878.

Alfredo

Alfredo nació el 6 de agosto de 1844. Al ser el segundo hijo varón de los reyes, también era el segundo en la línea de sucesión.

Tuvo la oportunidad de ser rey de Grecia a la muerte de Otto de Grecia, pero sus padres bloquearon la opción al tener otros planes políticos para él.

Fue nombrado Duque de Edimburgo en 1866. Formó parte de la Marina Real donde tuvo un papel activo. Visitó muchos países y, de hecho, fue el primer miembro de la familia real en visitar Australia donde atentaron contra su vida.

Helena

Helena no tuvo mucha trascendencia política pues todos sus hermanos y sus hermanas mayores estaban por delante en la línea de sucesión. Fue una persona con una vida activa, que por momentos ayudó a su madre en labores administrativas.

Quizá el apartado más interesante de su vida es que estuvo saliendo a escondidas con el bibliotecario de su padre. Lamentablemente, cuando su madre descubrió la relación, envió al hombre de vuelta a su Alemania natal.

Luisa

La princesa Luisa fue una mujer que apoyó la causa feministas y mostró mucho interés por las artes. Incluso se conservan algunas esculturas suyas en la actualidad.

Se casó enamorado, pero muchos años de su matrimonio fueron en realidad un tiempo en el que cada miembro de la pareja vivió por su cuenta. Al final, se reconciliarion y Luisa sintió mucho la muerte de su marido.

Arturo

Fue el séptimo de los hijos de la reina Victoria.

Arturo desarrolló su carrera profesional en el ejército británico. Sirvió en Sudáfrica, Canadá, Irlanda, Egipto e India.

Tuvo una vida activa y fue un militar bien reconocido.

En 1879 se casó con la princesa Luisa Margarita de Prusia, con la que tuvo tres hijos.

Durante el reinado de su sobrino, George V, fue nombrado su representante en Canadá.

Leopoldo

Leopoldo padeció hemofilia lo que provocó su muerte a la temprana edad de 30 años.

Parece que fue una persona muy inteligente, cuyos tutores valoraron mucho. Debido a su enfermedad no pudo desarrollar una buena carrera militar. Sin embargo, se dedicó a las artes y mostró un gran interés por el ajedrez, en el que se convirtió en un experto.

Beatriz

La más joven de los hijos de la reina Victoria. Nació el 14 de abril de 1857.

Su padre murió cuando apenas tenía cuatro años lo que marcó su vida. No tanto por la inflcuencia que hubiera podido tener su progenitor, sino porque su madre entró en una dinámica de asilamiento que incluyó a la niña.

La reina se aferró a ella y fue muy reticente a dejar que se casara.
Su vida fue una de muchas en las que una madre demasiado apegada a sus hijos no dejó que se desarrollara completamente su personalidad.